Los médicos están en Shock: Esto mata el 93% del cáncer de colon en poco tiempo…

Las estadísticas más recientes muestran que el cáncer de colon se ha convertido en uno de los tipos de cáncer más comunes en todo el mundo, afectando a hombres y mujeres por igual.

Esta terrible enfermedad está cobrando cada año más vidas y la medicina moderna no parece estar cerca de una cura. Sin embargo, un grupo de investigadores tropezó con un descubrimiento sorprendente que los dejó conmocionados e incrédulos.

Descubrieron que el aceite de coco puede matar el 93% de las células cancerosas del colon, los investigadores que llevaron a cabo el estudio en la Universidad Adelaide de Australia.

Encontraron que el ácido láurico, que constituye el 50% del aceite de coco, puede destruir más del 93% de las células cancerosas del colon en humanos en sólo 48 horas.

El estudio encontró que el ácido láurico destruye las células cancerosas mientras causa estrés oxidativo. Esto reduce significativamente el nivel de glutatión, del cual dependen las células cancerosas.

El verdadero problema es que este tipo de investigación es enormemente costosa y poco atractiva para los patrocinadores porque las curas naturales no pueden ser patentadas. Esto simplemente no tiene ningún interés para que las compañías farmacéuticas financien tales ensayos, a pesar de que apuntan al bienestar de toda la población.

El ácido lúrico, que también se encuentra en la leche materna, es un ácido graso que fortalece el sistema inmunológico y tiene fuertes propiedades antibacterianas.

Como se encuentra en los estudios clínicos de la Asociación Estadounidense de Nutrición (American Nutrition Association), las grasas del aceite de coco “pueden ser útiles en la curación y prevención de afecciones como diabetes, osteoporosis, enfermedades virales (mononucleosis, hepatitis C, herpes, etc.), enfermedades del tracto biliar, enfermedad de Chron’s y cáncer”.

También se ha demostrado que el aceite de coco reduce los efectos secundarios de la quimioterapia y mejora la salud general de los pacientes con cáncer.

En la década de 1960, los fabricantes de margarina y aceites hidrogenados necesitaban encontrar una forma de convencer a los consumidores de que renunciaran a la fuente natural de grasa y empezaran a comprar su producto.

Para ello, comenzaron a desacreditar este aceite de larga duración, diciéndole a la gente que causa problemas de salud y numerosas afecciones médicas, dirigiéndolos hacia sus fuentes de grasa artificial.

Mientras tanto, ignorando el hecho de que eran sus productos transgrasos los culpables de los numerosos problemas de salud. Aunque las compañías farmacéuticas se hacen de la vista gorda a los remedios naturales, una cosa es indiscutible.

La naturaleza tiene una cura para casi cualquier enfermedad existente. Lo triste es que sin investigación y aprobación médica, siguen siendo desconocidos para las personas cuya salud depende de ellos.

Realmente esperamos haya disfrutado de este articulo, gracias por leer y no olvides compartir este artículo con tus amigos y familiares. Gracias.

Shares 247